“De cada dolor vendrá un nuevo amanecer”

Ahora todo se resume en una decisión. Tuya, no mía. Incertidumbre. Miedo de lo que me vayas a decir. Miedo digo, porque entre más nos acercamos más raíces echaste en mí. Y no va ser fácil arrancarte a la fuerza. Va a doler. Tengo miedo de que vuelva aquel dolor que ya me ha hecho sufrir antes. Pero no tengo miedo de lo que duele, sino de que de tanto arrancar raíces, ya no vuelva a sentir nada. Tengo miedo de hacerme un insensible, un desalmado, de que otros sufran por mi culpa. Yo soy terreno maldito. Si se arranca lo que se siembra en mí, ya no vuelve a crecer de lo mismo.

Sé que en este momento tengo miedo y si pasa lo que temo, voy a sufrir. Por alguna casualidad me llegó esta frase “de cada dolor vendrá un nuevo amanecer”.  Es lo que siempre hago, canalizar mi dolor para hacer algo con él. Si pasa lo que temo, eventualmente te voy a olvidar. Pero luego te va a doler a ti. Luego querrás sembrar de nuevo eso que ahora está tan arraigado. De todo este aprendizaje sobre mi mismo hay algo que se ha mantenido constante siempre, y es que no hay una segunda oportunidad conmigo. Tengo miedo, sobre todo, de hacerte sufrir después. Porque ahora eres todo, me importas demasiado. Pero a futuro y si pasa lo que temo, ya no me importarás de la misma manera y el que sufras me será indiferente. No quisiera pensarlo.

Ahora todo es incertidumbre. Si la decisión que vas a tomar me favorece, me dirá que realmente soy alguien en tu vida, y muchas de mis dudas y temores se habrán disipado. Porque esta prueba supone la última frontera. Él tuvo que haber sido suficientemente importante en tu vida para que, luego de que te hizo sufrir vuelva, y tú estés pensando en recibirlo. Es algo que envidio, porque es una cualidad que yo no tengo. Yo no puedo dar segundas oportunidades, no me sale bien, no lo soporto.

Yo no quiero que seas mía, no quiero controlarte. Pero quiero que estés conmigo porque lo deseas. Hay un adagio popular que dice que si uno ama, debe dejar a lo que ama en libertad. Si vuelve, es porque te ama de vuelta. En este momento lo eres todo. Y pienso dejarte en libertad (siempre has sido libre, pero por si acaso lo dudas). Solo me queda esperar. Sabré responderte de la misma manera que sé, escribiendo, cualquiera que sea tu decisión. Solo te digo que procures no demorarte mucho en tomarla, porque el tiempo perdido creará más incertidumbre, más miedo, y si ese tiempo es suficientemente largo, pasará lo que temo.

Me gustaría escribir(te) algo alegre, para variar.

About these ads
Published in: on febrero 19, 2011 at 8:32 pm  Comments (1)  

The URI to TrackBack this entry is: http://relativamenor.wordpress.com/2011/02/19/de-cada-dolor-vendra-un-nuevo-amanecer/trackback/

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

One CommentDeja un comentario

  1. Wow, que fuerte.
    Lo encontré por casualidad y la verdad estoy pasando por algo similiar.
    Espero que de ESTE dolor, venga un nuevo AMANECER.
    Si es con él, mejor (:


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: