Sobre la confianza

Hace poco me dijeron que me iban a hablar sobre la confianza. No lo hicieron, pero me quedó dando vueltas el término. Y divagando sobre él (buscando en Google),  vi como varios autores, estrategas financieros, relacionistas, y autoayudistas (porque al escribir libros de autoayuda ayudan a su lucro personal) hablan de cómo conseguir, mantener y generar confianza. Hablan de la confianza como algo que ya está establecido, que todo el mundo conoce, que para todos es familiar. Y por tanto no se preguntan sobre qué es. Siguiendo con lo de las vueltas al término, me hice esa pregunta: ¿qué es confianza?

Llegué a la conclusión de que la confianza no es más que la certeza que se tiene sobre objetos, personas o animales a que reaccionen frente a una situación dada. Más que certeza, una predicción. Esa predicción se adquiere a través del saber y el conocer (de haber visto) a ese objeto, persona o animal, actuar de determinada manera en la situación que se da.  Se puede medir la confianza por la seguridad que se tiene sobre la predicción (que se da mediante ver en repetidas ocasiones la misma respuesta a la misma situación). Así por ejemplo, más allá de las leyes físicas, químicas, sociales y otras ciencias y saberes, se puede tener confianza, si es posible predecir una reacción en una situación. El hacer esta afirmación implica dos cosas: la primera es que no se necesita saberes especiales para tener confianza (a menos, claro está, que esa confianza sea sobre el saber en particular); la segunda es que no se puede tener confianza en general (es decir, sobre todos los aspectos de ese objeto/persona/animal).

En un ejemplo concreto, podría decir que mi padre me tiene confianza, porque sabe que me esforzaré por acabar los estudios.  Pero no por eso me va a prestar el carro. Desmenuzando este ejemplo, tenemos a quien tiene confianza (mi padre), tenemos también al objeto de esa confianza (yo) y tenemos una situación dada (acabar los estudios). Para lograr esa confianza, se da por sentado que en anteriores ocasiones yo ya he acabado mis estudios. De otra manera, la confianza es infundada, o se podría decir que no se sabe.  También podemos ver que si se tiene confianza en un aspecto (acabar los estudios) es sobre ese aspecto únicamente y no aplica para otros (por ejemplo, prestar el carro). Pero no se puede ver a la confianza desde el punto de vista moral, es decir, que se tiene confianza si la reacción es únicamente positiva, o dicho en otras palabras, que la confianza es buena y la desconfianza mala. Si alguien comete una infracción de tránsito en repetidas ocasiones, se podría decir que se confía en que cometa una infracción de nuevo.  La situación, en este caso, tiene una connotación negativa, y por tanto la confianza es negativa. Pero es confianza, de todas maneras.

También se podría pensar los términos confianza y predicción como equivalentes. Pero haré una distinción, que a mi juicio, considero que debe hacerse. Una práctica común del método científico es plantear hipótesis y verificar respuestas mediante experimentos. El saber previo es necesario para llevar a cabo un experimento, cuyos resultados sean desconocidos. De igual forma se requiere de saberes previos para conducir experimentos cuyos resultados sean conocidos. Pero en el primer caso, y al tener saberes previos sobre un tema específico, se puede llegar a predecir el resultado, sin antes haberlo visto. Luego, el desarrollo del experimento concluirá si las predicciones fueron o no correctas. No se puede pensar la confianza en términos parecidos, puesto que el método científico necesita de los saberes, mientras que la confianza se da tras ver las reacciones en las situaciones dadas, es decir, una vez suceden. No puedo predecir algo si no tengo herramientas para hacerlo. De la misma forma, no necesito de tales herramientas para tener confianza.

Ahora, hay otro punto bastante único sobre la confianza, y es que entre más aspectos sean confiables de un objeto/persona/animal, es mayor la probabilidad de que se tenga confianza sobre otros aspectos en los que no se tenga confianza o nunca haya habido reacción. A diferencia del método científico para hacer predicciones, no hay razón previa para confiar en otros aspectos, que los aspectos sobre los que se confía. Por eso no es preciso decir que se confía en general, pero se puede usar esa expresión para decir que en aspectos no vistos, la tendencia es a confiar, porque se puede predecir un comportamiento en circunstancias semejantes.

Seguiré divagando por ahí, confíen en eso.

About these ads
Published in: on febrero 7, 2011 at 2:16 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: http://relativamenor.wordpress.com/2011/02/07/sobre-la-confianza/trackback/

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: